Etapa1: SARRIA – PORTOMARÍN [Últimos 100km del Camino]

A la hora de organizar el viaje, nos costó decidirnos sobre la ruta para llegar a Sarria. Al final decidimos llegar vía Lugo para conocer una ciudad que de otro modo no creo que llegásemos a conocer (por distancia no por falta de ganas).

También aprovechamos para descubrir parte de las cosas que hay que ver en Sarria y hacer un poco de turismo.

No nos dio tiempo a pasear mucho porque queríamos estar descansados y cenar pronto, pero nos encantó el ambiente. Se notaba que había muchos peregrinos con muchos kilómetros en sus piernas y muchos frescos como nosotros…

Que ver en Sarria Camino de Santiago peregrino
Sarria

Descansamos perfectamente en nuestro alojamiento en Sarria (incluso nos recomendaron cenar en un bar cercano y fue una maravilla) y estábamos listos para esta nueva aventura: recorrer los últimos 100km del Camino de Santiago.

Etapa1: SARRIA – PORTOMARÍN [22,58km]

Salimos temprano del hostal y subimos uno de los elementos más representativos del Camino de Santiago: la «escaleria da fonte» o escalera mayor. Esta escalera da acceso a la zona antigua del pueblo y ha sido utilizada por peregrinos desde mediados del siglo XIX. 

sarria escaleras camino de santiago

Para recibir la Compostela hay que recorrer a pie los últimos 100km del Camino de Santiago y con las primeras luces del día nos encontramos el primer mojón del trayecto que nos avisa que tenemos 112,444km por delante.

Sarria-Portomarín primer hito

También nos encontramos con el primer puesto ambulante, ubicado junto a este castaño milenario. No hay mucha luz, vamos a buen ritmo y todavía no nos apetece parar porque no llevamos mucho recorrido por lo que seguimos la marcha…

Sarria-Portomarin arbol milenario

Sarria-Portomarin caballo

Muchas personas dicen que el Camino de Santiago no es solo un camino: no se trata de llegar a Santiago de Compostela, sino de cómo se llega a Santiago de Compostela (y no hablo de con ampollas).

Cientos de frases, motivacionales o no, nos van acompañando a lo largo de los últimos 100km del Camino y hace que tengamos la cabeza ocupada en los largos ratos de caminata.

Sarria-Portomarin el camino es hacia dentro

Sarria-Portomarin camino santiago

Otra cosa que hace ilusión es ver el primer hórreo. Los hórreos son construcciones típicas del norte de España (sobre todo de Galicia y Asturias) destinadas a guardar y conservar los alimentos alejados de la humedad y de los animales para mantenerlos listos para su consumo.

Puede que hubiese otro hórreo entre Sarria – Portomarín, pero el primero que vemos es bastante feo y «poco tradicional».

Sarria-Portomarin horreo

A pesar de saber que desde 2010 existe una nueva mascota para el Camino de Santiago (Xubi), recuerdo a Pelegrín como parte de mi infancia.

1993 fue un año muy importante para el Camino de Santiago porque fue Año Santo Compostelano (no se celebraba hacía 11 años), el Camino Francés fue declarado Patrimonio de la Humanidad y se creó el primer plan de promoción internacional y de dinamización cultural y turística del Camino de Santiago (lo que hoy conocemos como Xacobeo).

Toda esta vorágine de información necesitaba un icono y llegó Pelegrín, que fue presentado en la Expo’92 de Sevilla compartiendo protagonismo con Curro. ¡Casi nada!

Tanto su nombre, como sus trazos sencillos, colores rotundos (azul, rojo, blanco y amarillo) y sus dos complementos insustituibles (el bordón y la calabaza) hicieron que fuese muy querido durante años.

Sarria-Portomarin camino santiago xacobeo

A pesar de que se nota el aumento de peregrinos, el tramo Sarria – Portomarín tiene también muchos momentos para la tranquilidad y soledad (si es lo que se quiere). Además, el paraje ayuda a la reflexión.

El Camino de Santiago está repleto de sentimientos, recuerdos y sensaciones.

camino santiago otoño

Tras dejar atrás la localidad de Morgade, nos encontramos con la Capela de Santa Marina.

Durante toda la historia, y a pesar de que actualmente su interior está bastante descuidado, esta capilla seguro que ha sido utilizada por infinidad de peregrinos para rezar por un Camino benévolo y unas buenas condiciones metereológicas.

Sarria-Portomarin Capela de Santa Marina

La señal que avisa de la proximidad de la Igrexa románica de Ferreiros nos deja el mojón más próximo a los últimos 100km del Camino de Santiago porque, ¡menos mal que hice la foto a este mojón porque nos encontramos con un tramo en obras y no pudimos ver el archi-famoso mojón de los 100km!

El siguiente mojón del Camino que vimos ya nos indicaba que estábamos a 99,637km de Santiago de Compostela.

Sarria-Portomarin senales 100,757km

Sarria-Portomarin senal 100,757km

Sarria-Portomarin senales 99,637km

Junto a la iglesia Santa María Ferreiros de Mirallos se encuentra uno de los puntos tradicionales de sellado de credencial de peregrino. Mientras mi padre hace cola para sellar (parece que el religioso encargado del sellado era bastante dicharachero), decido ir a dar una vuelta por su terreno.

En sus orígenes fue priorato de la Encomienda de Portomarín y también disponía de hospital para acoger a los peregrinos. Ya en el siglo XVIII, la iglesia pasa a ser parroquia y de su primitiva obra románica solo se conserva la portada principal.

Sarria-Portomarin mirallos iglesia santa maria ferreiros

Parte del trayecto entre Sarria – Portomarín trascurre entre bosques que en la primera parte del otoño deja unas estampas preciosas: hojas marrones sobre el camino que se mezclan con la tierra, arboles frondosos con hojas verdes y musgo de color intenso.

Sarria-Portomarin camino santiago otoño

Tras unas 3h de caminata desde Sarria, llegamos al albergue de Mercadoiro.

Esta parada en el Camino en verano suele estar a rebosar, aprovechando todas las hamacas para tomar el sol. Incluso mucha gente decide parar aquí no llegar hasta Portomarín. Nosotros paramos para tomar un tentempié (botellín -un quinto- y pintxo de tortilla de patata).

Sarria-Portomarin albergue de mercadoiro

Con la tripa llena y las fuerzas recuperadas, seguimos el camino hacia Portomarín cruzando el municipio de Paradela. El nombre de Paradela proviene del latín parata, que significa alto en el camino, albergue o posada.

Sarria-Portomarin paradelas

paradelas horreo

En Paradela nos encontramos con una de las tiendas más peculiares de todo el Camino de Santiago: Peter Pank.

Peter Pank es una tienda-bar, con un sello para la credencial muy curioso (un punky tocando la guitarra) y es un buen lugar para, además de comprar algo (desde artesanía a productos de parafarmacia), aprovechar a tomarse un tentempié (dicen las malas lenguas que aquí se vende la cerveza más barata de todo el Camino de Santiago).

Sarria-Portomarin paradela tienda peter pank

Sarria-Portomarin paradela vacas

Tras cruzar A Parrocha, llegamos a Vilachá y su Casa Banderas.

Sarria-Portomarin a parrocha

Casa Banderas también es punto de interés en la etapa Sarria – Portomarín, porque se encuentra a aproximadamente 30 minutos de Portomarín y, además de albergue, es restaurante y punto de descanso.

Sarria-Portomarin vilacha casa banderas

Desde lo alto de Vilachá ya podemos ver al fondo Portomarín.

Solo nos queda bordear los pastos que utilizan unas enormes vacas, vigiladas por el pastor y varios perros esparcidos por este terreno.

vilacha campo vaca

Sarria-Portomarin vilacha vaca

La bajada desde Vilachá a Portomarín se las trae…

La roca del suelo está bastante desgastada por la cantidad de gente que por allí pasa a diario y si a eso se junta que cae un ligero «orballo», el tema se complica. Este «xirimiri» o «calabobos» no hace más que dificultar la bajada y tuvimos que ayudar a 2 alemanas que estaban bajando la cuesta de culo.

Sarria-Portomarin bajada portomarin

Una vez en la carretera general «solo» nos queda atravesar el río Miño para llegar a Portomarín y disfrutar del merecido descanso.

El puente que da acceso a Portomarín data del siglo XX pero en su parte inferior se encuentra aun hoy en día el antiguo puente del siglo XIX.

Sarria Portomarin portomarin puente

Y es que, a mediados del siglo XX se inició la construcción de los embalses de Os Peares y el de Belesar. En un principio la altura no suponía ningún riesgo para el antiguo municipio pero una elevación posterior de la presa propició que el pueblo e iglesia fuesen traslados ladera arriba y que Portomarín quedara inundado para siempre.

Cuando el caudal del agua lo permite, salen a la luz los restos del antiguo Portomarín, destacando el puente medieval destruido por Doña Urraca.

Sarria-Portomarin portomarin puente vistas

Tras más de 20km por fin llegas a Portomarín y lo último que te apetece es subir estas escaleras. Pero estas escaleras tienen mucha historia porque son las escaleras del antiguo puente medieval salvado del embalse de Belesar y tiene que pasar por debajo de la también reubicada Capela das Nieves.

Sarria-Portomarin portomarin escaleras

Sarria-Portomarin portomarin escaleras peregrino

Decidimos dirigirnos a nuestro albergue para dejar las mochilas, ducharnos y salir a comer.

El albergue elegido fue Pons Minea y es de los primeros alojamientos que te encuentras cuando entras en Portomarín. Parece una tontería, pero lo agradecimos.

portomarin albergue pons minea

Sarria-Portomarin portomarin albergue pons minea habitacion

Tras una merecida ducha, subimos a recepción y vimos que se libraba una mesa en el restaurante del propio albergue (Tripadvisor), así que ni lo dudamos. Nos sentamos y vimos por la ventana cómo empezaba a llover mientras llenábamos la tripa…

Portomarin albergue pons minea restaurante

Tras una merecida siesta, decidimos salir a descubrir lo que hay que ver en Portomarín. Primero, con la luz del día, posteriormente y tras una cervecita, al atardecer.

Este paseo nos vino muy bien para reservar mesa para la cena y hacer tiempo para que llegase la hora. Vimos cómo fue cambiando Portomarín cuando iba cayendo el sol…

Portomarin iglesia san nicolas

Portomarin puente iluminado

Portomarin letras iluminadas

Nuestro restaurante elegido (que también era albergue) se llamaba «Casa Cruz» (Tripadvisor), se encontraba en la parte alta de Portomarín y disfrutamos de una cena con cata de varios productos típicos gallegos: raxo con patatas y zamburiñas.

Además, estaba muy próximo a nuestro albergue en Portomarín (tuvimos que dar 2 vueltas para ayudar a hacer la digestión).

Portomarin restaurante casa cruz


Alojamiento Sarria: Hostal el Malecón
Alojamiento Portomarín: Hostal Pons Minea


Dejo los datos de la etapa1 de los últimos 100km del Camino: «Sarria – Portomarín» que registró mi reloj Huawei GT:

Desde el mapa con el kilometraje, hora de salida y la duración total de la etapa (contando desde la salida del alojamiento de origen hasta la llegada al alojamiento de llegada sin detenerlo -aunque paremos a comer un pintxo o comer, el reloj sigue en marcha-), hasta nuestro ritmo, frecuencia cardiaca, pasos, desnivel, etc.

ultimos 100km Camino etapa1 SARRIA PORTOMARIN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

12 − 9 =