CS5: Estella – Torres del Río [31,32km]

Tras nuestra anterior etapa del Camino de Santiago que recorría el trayecto de “Puente la Reina – Estella” tocaba una nueva etapa, una de las más largas de todo Camino: Estella – Torres del Río.

Debido a la longitud (31km), decidimos dividir la etapa en 2 partes: unos 20km hasta la llegada a Los Arcos (donde aprovechamos para comer y descansar) y con la tripa llena proseguimos otros 10km hasta Torres del Río.

CS5: Estella – Torres del Río [31,32km]

Madrugamos mucho, preparamos la mochila y salimos de Estella aun de noche. Nos costó distinguir de noche las flechas amarillas pero a mi padre le iban sonando determinados sitios hasta que llegamos a la gasolinera que se encuentra a la salida del municipio y supimos que íbamos bien.

Hasta que no llegamos a las afueras de Estella no pudimos apagar las linternas del móvil y llegamos a Irache con las primeras luces del día.

cs5 estella amanecer

cs5 la forja de ayegui

En Irache se encuentra uno de los lugares más icónicos de todo el Camino de Santiago: la fuente de vino.

Muchas son las anécdotas que se escuchan en el camino sobre esta fuente del vino (sobre todo que los grupos de japoneses acaban con las existencias del vino bien temprano por la mañana), y a mí, que no me gusta nada el vino, el trago mañanero que rondaba las 8:00am me sentó a cuerno quemado.

cs5 bodegas irache

cs5 bodegas irache fuente vino

La fuente del vino tiene una webcam en tiempo real.

Les dimos el link a familiares y amigos para que viesen en riguroso directo cómo llegábamos a la fuente del vino y bebíamos agua. La webcam también nos sirvió para inmortalizar el momento.

cs5 bodegas irache webcam

Aprovechamos la fuente de agua fría que allí se encuentra para rellenar nuestras botellas reutilizables y seguimos el camino.

A escasos 100m de la fuente de vino, se encuentra el monasterio de Irache.

Sabíamos que la etapa de Estella – Torres del Río era una de las más largas de todo el Camino de Santiago, así que decidimos no parar demasiado. Volveremos a la zona con las cantimploras vacías.

cs5 monasterio irache

cs5 arbol placa

Esta etapa también es especial porque a pesar de que empieza en Estella y acaba en Torres del Río, se puede hacer por 2 caminos diferentes.

A pesar de que la distancia es “parecida” (algo más de 1km de diferencia), decidimos ir por el trayecto largo porque es el camino tradicional. Por tanto, en el cruce giramos a la derecha.

cs5 senal los arcos

Durante varios kilómetros no nos encontramos nada reseñable.

Además, el frío que pensábamos que se iba a ir con los primeros rayos del sol, se mantuvo casi hasta la comida.

cs5 peregrino camino de santiago

cs5 iguzquiza mirador

Pocos metros antes de la entrada a Iguzquiza nos encontramos con el primer peregrino extranjero. Con un inglés al que adelantamos y que posteriormente nos volvió a adelantar acompañado por otro peregrino. Muy simpático y parlanchín.

cs5 iguzquiza camino

Tras superar el desnivel entre viñedos, comenzamos a vislumbrar la iglesia de San Andrés de Villamayor de Monjardín, románica del siglo XII, que se asoma empezando por la cruz de su campanario.

cs5 senal camino de santiago

Al borde de este último tramo previo a Villamayor de Monjardín y a los pies de los restos del castillo de San Esteban de Deyo, se encuentra un aljibe medieval conocido por la fuente de los Moros.

La fuente data del siglo XIII y fue utilizada para saciar a los peregrinos medievales que ya entonces recorrían el Camino de Santiago.

cs5 villamayor de monjardin

En Villamayor de Monjardín sucedió la GRAN anécdota de esta parte del viaje:

Queríamos almorzar algo y nos encaminamos a la zona alta del pueblo. El peregrino extranjero se encontraba en la entrada, sentado en un banco y comiendo un plátano. Le pregunté si estaba abierto el bar y su respuesta fue: “no lo creo. Todo está cerrado”.

Aun así, como mi padre recordaba que el bar se encontraba en una plazoleta, decidimos subir para por lo menos tener asiento. ¡Y menos mal!

El Bar Ilarria estaba abierto, por lo que entramos y nos sentamos en una mesa.

A mí, el camarero se me hacía muy conocido y creía haber trabajado con él en San Sebastián. Era fisioterapeuta y no me cuadraba nada encontrármelo allí. Entré a Facebook y vi que era navarro, pero no estaba seguro. No me cuadraba nada.

¡Cuando trajo los pintxos le pregunté si nos conocíamos y descubrí que él estaba igual de mosca que yo!

Estuvimos un buen rato hablando y nos contó que había decidido ponerse al frente del bar para llevar otro tipo de vida pero el coronavirus estaba golpeando fuerte.

Además del almuerzo, decidimos pedirle también 2 pintxos y 2 coca colas para hacer parada a mitad de camino porque teníamos por delante unos 12km sin ningún pueblo para descansar.

cs5 Villamayor de Monjardin bar ilarria

cs5 Villamayor de Monjardin bar ilarria pintxos

Lo dicho, 12km de camino sin casi puntos de referencia (en temporada alta suele haber a mitad de camino un bar-remolque, pero entre el covid y que era octubre…).

Alguna subida, alguna bajada. Camino de piedras, camino de tierra, poco camino asfaltado y bastantes mensajes de ánimo para este tramo tan duro (sobre todo cuando el sol aprieta, que en ese sentido, nosotros tuvimos suerte).

cs5 camino tierra peregrino

cs5 peregrinos camino

cs5 buen camino

Tras la caminata de unas 3h (con el pintxo de txistorra por el camino) llegamos a Los Arcos con un fabuloso cartel de bienvenida:

“Si aprecias tu vida deja las flores en su rama (sin rencores)”.

cs5 aviso flores

Con el hambre que teníamos ya, la recta desde la entrada de Los Arcos hasta la Plaza de Santa María se hizo eterna porque había salido el sol y “cascaba” de lo lindo. Casi se me hizo más dura esa recta que toda la etapa en sí misma.

El pueblo conserva gran parte de sus antiguos hospitales de peregrinos de Santa María, Santa Brígida y San Lázaro que se han reconvertido en albergues.

La iglesia de Santa María de los Arcos es uno de los monumentos más importantes de Navarra por la mezcla de sus estilos, que va desde el románico tardío y protogótico hasta el renacimiento y el barroco.

Eso sí, ¡el premio estaba cerca!

cs5 los arcos plaza mayor

En la Plaza de Santa María, y bajo la atenta mirada de la iglesia de Santa María, disfrutamos de un espectacular menú del peregrino en la Cafetería Buen Camino [link], compuesto por un rissoto de hongos, un filete con patatas fritas y arroz con leche. Todo acompañado por una gran jarra de cerveza muy fría.

cs5 los arcos restaurante comida

Estuvimos tan agusto en la plaza, con calorcito y bajo unas sombrillas que pedimos otra cerveza y decidimos prolongar el descanso. En la mesa de al lado, varios peregrinos prosiguieron su marcha un poco antes que nosotros.

Salimos de Los Arcos cruzando el Portal de Castilla y proseguimos el camino con dirección a Torres del Río.

cs5 los arcos

Realizamos los 10km que nos quedaban desde Los Arcos hasta Torres del Río bajo el sol y por primera vez vimos nuestras sombras reflejadas en el suelo pedregoso.

Los kilómetros transcurren sin complicaciones, entre viñedos y con un último tramo un poco complicado para los pies: tras 25km de etapa nos tocó andar por carretera y las plantas de los pies sufrieron el asfalto.

cs5 vinedos vino

cs5 peregrino sombra

Seguimos la carretera NA-1110 hasta Sansol, desde donde pudimos ver, por fin, Torres del Río. Ya solo nos quedaba bajar al pueblo y llegar a nuestro hostal.

cs5 Luquin

cs5 torres del rio vista aerea

Tras cruzar el río Linares por el puente romano, accedimos a la parte alta de Torres del Rey. Nuestro albergue, el Hostal Rural Pata de Oca, se encuentra junto a la iglesia del Santo Sepulcro.

cs5 torres del rio entrada

cs5 torres del rio vista puente

La iglesia del Santo Sepulcro es un templo octogonal del siglo XII que mantiene una torre adosada que pudo utilizarse como faro para guiar a los peregrinos que nos precedieron.

¡Es historia del Camino de Santiago!

cs5 torres del rio iglesia santo sepulcro

Mi padre, que ha realizado el Camino de Santiago en 2 ocasiones, tenía un gran recuerdo del Hostal Rural Pata de Oca, así que reservamos habitación.

Al llegar, descubrimos que la familia que llevaba el albergue había dejado la dirección del alojamiento y el trato y el lugar no era ni parecido a lo que fue:

Todo fue correcto pero hablando con varios peregrinos que estábamos divididos entre el Hostal Rural Pata de Oca y el Hostal Rural San Andrés nos dimos cuenta que teníamos que haber elegido el otro (mirar los comentarios de ambos hoteles en las páginas web y fijaros en las fechas).

cs5 torres del rio Hostal Rural Pata de Oca habitacion patio

cs5 torres del rio Hostal Rural Pata de Oca escalera

cs5 torres del rio Hostal Rural Pata de Oca habitacion

Tras la ducha revitalizadora, fuimos a dar una vuelta por Torres del Río y decidimos cenar en el Hostal Rural San Andrés, donde reservamos 2 bocadillos para la mañana siguiente.

cs5 torres del rio noche

cs5 torres del rio Hostal Rural San Andres

Poco tardamos en irnos a dormir porque el día había sido agotador y al día siguiente entrábamos en La Rioja para dormir en Logroño. :)-



Dejo los datos de la etapa CS5: Estella – Torres del Río que registró mi reloj Huawei GT:

Desde el mapa con el kilometraje, hora de salida y la duración total de la etapa (contando desde la salida del alojamiento de origen hasta la llegada al alojamiento de destino sin detenerlo -aunque paremos a comer un pintxo o comer, el reloj sigue en marcha-), hasta nuestro ritmo, frecuencia cardiaca, pasos, desnivel, etc.

CS5 Estella – Torres del Rio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 2 =