La Antigua de Zumarraga, Catedral de las ermitas vascas

Ermita Antigua Zumarraga

Yo, como buen zumarragatarra, me siento súper orgulloso de nuestra ermita de La Antigua de Zumarraga. No soy historiador, pero me avergüenzo de no saber qué contar de ella cada vez que voy con alguna visita (a parte de las 4 cosas que todos sabemos). Estoy orgulloso, sí, pero tengo muy poca idea de algo que es tan importante para mi pueblo. Por ello, me he puesto manos a la obra…

Y es que la ermita de La Antigua de Zumarraga fue declarada “Monumento Histórico – Artístico Nacional” (primeramente por Orden de 17 de enero de 1964, y posteriormente por decreto de 23 de septiembre de 1965). y “Monumento Histórico Artístico Vasco” en 1984, siendo un ejemplar único del románico vasco y de la arquitectura popular religiosa destacando, fundamentalmente, por ser un claro ejemplo de Arquitectura Rural.

La-ermita-de-la-Antigua-7-chalo84

Antes de nada, debemos considerar el nombre oficial del edificio como el de “Templo no parroquial de Santa María de Zumarraga”. Y es que en el Derecho que se puede aplicar a un templo, el eclesiástico, el nombre oficial no es: “ermita de Santa María” ni “ermita de La Antigua”. Ni siquiera la palabra “ermita” es correcta en puridad en el Derecho Canónico a pesar de estar totamente extendida y aceptada.

Cuentan las leyendas que la ermita de La Antigua de Zumarraga se construyó sobre un antiguo fuerte defensivo del siglo XII y que, como los gentiles1 veían cómo los cristianos intentaban construir esta iglesia y eso podía suponer su fin, lanzaban piedras gigantes desde Aznabarreta, haciéndolas pasar por encima de la sierra de Aizkorri, para tratar de destruirla. No consiguieron su objetivo y los lugareños emplearon esas piedras para terminar la iglesia. Prueba de ello son las marcas de dedos en las piedras de las escaleras. ;)-

La-ermita-de-la-Antigua-22-chalo84

Historia de La Antigua de Zumarraga

Los primeros documentos que mencionan esta parroquia son del año 1366, donde el Rey Pedro I concedió a su leal vasallo Francisco Gómez de Lazcano (Señor de Lazcano) la tenencia y posesión del monasterio de Santa María de Zumarraga. Y es que el nombre oficial es “ermita de Santa María” por estar dedicada a la Visitación de Santa María a su prima Santa Isabel. Popularmente, se le conoce como La Antigua porque fue la primera parroquia de Zumarraga, allá por el s. XIV.

Y lo fue hasta 1576 cuando, a raiz de la sentencia del pleito más importante mantenido por los zumarragarras a lo largo de la Historia, se decidió establecer como parroquia principal la que la parroquia de Santa María de La Asunción, ubicada en pleno casco urbano de Zumarraga.

La-ermita-de-la-Antigua-5-chalo84

Don Antonio Manrique -obispo de Pamplona-, subió a Santa María para sacar el Santísimo y llevarlo a una casa de la villa cercana al lugar elegido para edificar la nueva parroquia. Fue entonces cuando se inició la decadencia de la “Antigua”. Estuvo abandonada durante años pero, a partir del siglo XVII, se produjeron importantes cambios:

    • En 1605, los patrones del templo compraron la casa y las tierras adyacentes a la ermita para que viviese ahí la serora. Ésta era la persona más cercana a la ermita, ya que la cuidaba y la limpiaba.
    • En el s. XIX, además de para actos religiosos, la ermita y la casa de la serora se utilizaron para cuidar enfermos con enfermedades contagiosas (para no contagiar a los habitantes de la Villa) y, en épocas de guerra, las bóvedas de la ermita se utilizaron para guardar y esconder armas.
    • En el s. XX se construye la carretera que facilita el acceso a la ermita.
    • El 23 de septiembre de 1965 fue declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional.
    • En 1976 se realiza una rehabilitación: se quitan las falsas bóvedas que habían construido a principios del siglo XVII y queda al descubierto la cubierta original. También se quitaron los retablos, la sacristía y la casa de la serora.
    • El 27 de julio de 1984 fue declarada Monumento Histórico-Artístico Vasco.
    • En el año 1988, y al encontrar insectos xilófagos, se tomaron medidas para la rehabilitación de la madera y aparecieron restos de pinturas de origen muy primitivo.

La-ermita-de-la-Antigua-2-chalo84 GureGipuzkoa.net | Ntra. Señora de la Antigua © CC BY-SA

Características de La Antigua

La ermita de la Antigua de Zumarraga tiene una planta rectangular de 31 x 19 metros con un ábside saliente trapezoidal en la parte posterior, que lo alarga 3,40 metros más. Tiene un muro de 1 metro de espesor, roto por los escasos huecos para las ventanas y para la portada románica a la que se llega a través de una escalera semicircular que salva la diferencia de cota en el acceso.

La ermita de la Antigua 1 chalo84

La nave se orienta hacia el este y en su fachada sur (entrada) se encuentra la portada cisterciense, labrada sin decoración, formando un arco apuntado con arquivoltas y jambas sencillas. Junto a la portada existe una ventana de carácter totalmente gótico y, sobre la misma, se sitúan seis piedras salientes que pueden ser los vestigios de un antiguo pórtico.

La-ermita-de-la-Antigua-4-chalo84

En la fachada posterior se encuentra el ábside, donde encontramos tres elementos arquitectónicos de gran interés:

  1. Un crucero gótico tallado en piedra arenisca en el tímpano de una pequeña portada con un arco de medio punto compuesto por cinco arquivoltas, donde se representa la crucifixión, esto es, a Cristo Crucificado al cual le acompañan la Virgen y San Juan Evangelista.
  2. Una ventana gótica actualmente recuperada después de las obras con una reja de hierro forjado centrada en el tímpano, de una composición muy parecida a la que rodea el crucero.
  3. Una orla de piedra con letras góticas que nos da una pista de la fecha de remodelación: MCCCCLXXX (1480).

La-ermita-de-la-Antigua-21-chalo84

La iglesia, de planta rectangular, está dividida en tres naves por seis gruesos pilares cilíndricos. Además, tiene dos cerchas extremas sobre los muros frontales de la fábrica, el correspondiente al presbiterio y al hastial cabecero. Junto a la portada, se encuentra la pila bautismal en la que se cree que fue bautizado Miguel López de Legazpi.

La-ermita-de-la-Antigua-3-chalo84

De construcción rústica, en la ermita se produce una perfecta simbiosis entre la piedra y la madera. Precisamente este elemento es lo más impresionante de la ermita, pues su estructura de madera, que recuerda el casco de un barco al revés, fue construida por carpinteros de ribera.

La-ermita-de-la-Antigua-16-chalo84

La-ermita-de-la-Antigua-13-chalo84

Prácticamente, a excepción de muros y columnas, todo el interior de la ermita de La Antigua es de madera. Hay que destacar las formas del coro y las tallas de 7 mujeres que aparecen orientados hacia los pies de la iglesia (en grupos de 3, 3 y 1) y que van ataviadas con un pañuelo (‘zapi‘).

La-ermita-de-la-Antigua-15-chalo84

La-ermita-de-la-Antigua-12-chalo84

Dejando a un lado las figuras, existen también en la decoración del techo, y en mayor medida, motivos de carácter geométrico vinculados con los motivos de tradición popular: estelas, arcas, dinteles, ruedas, cruces gamadas, representativas en su origen céltico del sol y del fuego.

La-ermita-de-la-Antigua-11-chalo84

La-ermita-de-la-Antigua-14-chalo84

Además, y organizadas por toda la ermita, nos podemos encontrar con ventanales estratégicamente situados: existen, entre otros, el ventanal de la mañana, del mediodía y de la tarde según cuando incide la luz que pasa a través de ellos sobre el Altar.

La-ermita-de-la-Antigua-6-chalo84

La imagen de la Antigua que se venera en la actualidad junto al Altar Mayor no es la primitiva (era de estilo románico) ya que desapareció hace muchos años. La talla actual está elaborada en un mismo bloque, y durante las obras de 1976, le despojaron del vestido de tela que la cubría dejándola como la conocemos hoy día.

La-ermita-de-la-Antigua-8-chalo84

La-ermita-de-la-Antigua-10-chalo84

Tras los trabajos de limpieza y rehabilitación de la madera (1988-1990), se encontraron varias pinturas que estaban ocultas por la suciedad. Las encontramos bajo el coro, y nos muestran la leyenda de San Miguel (cazador, lobo y jabalí) y un dragón.

La-ermita-de-la-Antigua-17-chalo84

La-ermita-de-la-Antigua-18-chalo84

La-ermita-de-la-Antigua-19-chalo84

¿Quieres ver –de una forma aproximada– cómo era la viga que contenía las pinturas originales?

La información aquí expuesta ha sido facilitada en su mayor parte por Jesús Pérez (guía de la Antigua de Zumarraga) y extendida por Antonio Prada (técnico del Archivo Municipal de Zumarraga y Doctor en Historia) . Podéis encontrar toda esta información mucho más extendida en el archivo “Arte sacro en Zumarraga“, de Ana Peña y en el archivo “Historia Eclesiástica de Zumarraga” de Antonio Prada.

1Los jentilak, gentiles o paganos, son unos personajes de la mitología vasca dotados de fuerza sobrehumana.

[Podéis ver las fotos más grandes pinchando sobre ellas o en el álbum de Flickr.]

Autor: Chalo84

Me llamo Gonzalo Iza, pero desde hace años en internet me identifico como @chalo84. Una profesora muy sabia me dijo una vez: 'Sabes un poco de todo y mucho de nada'. Pues sí, soy informático de profesión, y fotógrafo, viajero y bloguero de afición. Sueño con dar la vuelta al mundo y poder contarla en este blog.

Ayúdame compartiendo este post en

2 Comentarios

  1. Me ha gustado mucho, sobre todo la estructura del maderamen de la cubierta, la primera noticia de la existencia de La Antigua que tuve fue en una pagina de un calendario, el 27 de Junio, y tenia gana de saber mas de la misma.
    Su articulo me ha satisfecho mi curiosidad e intentare ir a visitarla cuando encuentre su ubicación, horario de visita y el trámite a seguir para la visita – Gracias por su información e historia

    Post a Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. Tokitan - […] y de aquí a Roma, donde debía solicitar el permiso del Papa. En su peregrinaje pasó por la Ermita La Antigua…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × tres =