Laguardia, un pueblo medieval lleno de bodegas de fábula

Laguardia es un precioso municipio alavés que está enclavado en la comarca de Rioja alavesa pero, a pesar de lo que piensa todo el mundo, Laguardia es mucho más que vino y bodegas. Tanto es así que Laguardia pertenece a la asociación de «Los pueblos más bonitos de España«.

Puerta de Laguardia

He acudido a Laguardia en 2 ocasiones y he planificado ambas visitas de una forma totalmente diferente: puedes realizar una visita a una bodega familiar o visitar una bodega de diseño, puedes pasear por sus calles o visitar un museo, puedes comer el menú del día o comer de carta, puedes ir en plena vendimia o cuando todos los viñedos tienen un color rojizo precioso… Aunque parezca un pueblo pequeño, ¡Laguardia tiene muchas opciones!

Ya solo viendo la carretera que lleva a Laguardia te puedes hacer una idea de qué es lo que te vas a encontrar allí. Confieso que tuve que hacer un par de «paradas» porque me quedaba alucinado con el mar rojo de Rioja alavesa.

Laguardia carreteraLaguardia viñedo rojoLaguardia terreno rojoLaguardia viñedosLaguardia viñedo rojo amarillo

La forma del Casco Histórico de Laguardia recuerda a la de un barco y, hoy en día se conservan 5 puertas que dan acceso a él a través de la muralla (Mercadal, Páganos, Carnicerías, San Juan y Santa Engracia). Como casi cualquier pueblo medieval, Laguardia cuenta con calles alargadas que atraviesan la población de Norte a Sur (las calles principales son la Calle Mayor, Calle Páganos y Calle de Santa Engracia).

Mi visita empieza en el monumento al viajero que se encuentra junto a la Iglesia de Santa María de los Reyes. Es buena forma de esperar a que venga la guía que va a mostrar el interior de la Iglesia.

Laguardia monumento al viajero

En el interior la Iglesia de Santa María encuentra un pórtico realizado en piedra a finales del siglo XIV que conserva intacta la policromía del siglo XVII. Al cerrarse el pórtico, esta ubicación fue utilizada para realizar hogueras (entre otras cosas) y el ollín creó una capa que ayudó a conservar el color hasta nuestros días.

La Oficina de Turismo realiza unas visitas guiadas por 2€ que, además de ser la única forma de ver la proyección que realizan sobre el pórtico («El Pórtico de la luz»), es totalmente recomendable y didáctica.

Laguardia pórtico Iglesia Santa Maria de los ReyesLaguardia Iglesia Santa Maria de los Reyes

Además, dentro de la Iglesia de Santa María de los Reyes se suelen realizar representaciones de un Belén barroco (en Navidad y enero). Nosotros no llegamos a verlo porque fuimos cuando lo estaban montando, pero es un Belén del siglo XVIII y todo el pueblo se vuelca con él porque se trata de un Belén articulado: cada pieza se mueve independientemente y tiene que haber una persona (generalmente los niños de Laguardia) que se encargan de la escenificación.

Junto a la Iglesia, se encuentra la Torre Abacial. Gracias a las espectaculares vistas que se obtienen desde lo alto de esta Torre-Castillo se deduce que sirvió de defensa a las murallas de la Villa y se puede diferenciar en ella 2 épocas de construcción y estilo: la primera, románico de transición (finales del s.XII y principios del s.XIII) y la segunda data del siglo XIII al XIV. En la parte baja de la torre se encuentra un aljibe de aguas pluviales que estuvo destinado durante años a abastecer de agua a los habitantes.

Laguardia Torre Abacial

Desde la Plaza de la Torre, y bajando por la Calle Mayor, se llega hasta la Plaza Mayor. Conviene observar las casas y escudos que aparecen a ambos lados de la calle (la mayoría de ellos datan del siglo XVI).

En la Plaza Mayor se ubica el Ayuntamiento nuevo y el Ayuntamiento viejo (con un escudo imperial de Carlos V). En la fachada del Ayuntamiento nuevo está ubicado el reloj animado o carrilón. En él se reproducen las fiestas de Laguardia, cuando «el Cachimorro» y dos danzarines (vestidos con el atuendo típico) bailan el pasacalles de San Juan que, interpretado por gaiteros y dultzaineros, es la forma de dar comienzo a las fiestas patronales de Laguardia.

Laguardia Plaza MayorLaguardia pórtico Plaza MayorLaguardia fachada Ayuntamiento carrilonLaguardia carrilón cachimorro

[¡Ojo! Esta representación no se realiza cada hora -y tampoco es muy puntual-, así que lo mejor que puedes hacer para no perdértelo es echar un ojo a la página de la Oficina de Turismo porque, además, tienen diferente horario en verano que en invierno.]

Laguardia está lleno de edificios singulares; solo hay que pasear por sus calles. Destaca sobre el resto, la Casa de la Primicia, ya que es el edificio civil más antiguo de la villa (siglo XV) y una de las primeras bodegas del mundo. Esta casa se llama así porque era el lugar donde la Iglesia cobraba los diezmos y primicias (impuesto que obligaba a los siervos a pagar una décima parte de la cosecha -incluida la uva- y los primeros frutos).

Laguardia calle Santa EngraciaLaguardia calle medievalLaguardia entrada casaLaguardia Casa Primicia

Laguardia tiene mucha cultura vinícola y muchas de sus bodegas se pueden visitar. La empresa Thabuca te ayuda con la visita: te ofrece tours establecidos o te los hace totalmente personalizados. Además, dispone de un «pasaporte del vino» que te ofrece descuentos tanto en alojamiento, como en visitas a bodegas como en la compra del vino. Antes de ir a Laguardia (o a Rioja alavesa en general), recomiendo echarle un vistazo porque te puede salir rentable.

Yo no tenía ni idea de qué bodega visitar en Laguardia (existen 60 bodegas comerciales), pero sabía que quería visitar una bodega familiar y una bodega de diseño realizada por algún arquitecto de prestigio.

Bodegas en Laguardia:

· Bodega El Fabulista

La bodega el Fabulista se llama así porque está ubicada en la casa de Félix María Samaniego (escritor español del siglo XVIII muy conocido por sus fábulas). Aquí, además, se realiza un vino tradicional prensado manualmente (pisando conjuntamente las uvas y rastrojos) y sin grandes maquinarias.

Mari Cruz enseña el proceso completo, desde que sale la uva de la viña hasta que llega a cada una de las botellas que, dicho sea de paso, tienen unas etiquetas preciosas (cada etiqueta de la Bodega el Fabulista es una fábula de Samaniego).

Laguardia etiquetas El Fabulista

Tras pasar por parte de los túneles subterráneos de Laguardia (se dice que hay una 2ª ciudad de Laguardia bajo el suelo y que casi todas las casas estaban inter-conectadas), llegamos a la zona de cata de vino.

Tengo que confesar que, a pesar de que no es un vino para todos los paladares (al realizarse con los rastrojos es bastante más áspero), hay que probarlo obligatoriamente. Probarlo para ponerse en la piel de los nobles de la época.

Laguardia bodegas subterráneasLaguardia bodega El Fabulista Laguardia cata bodega El Fabulista

Si tienes suerte en tu visita, puede aparecer Samaniego a recitarte algunas fábulas (y alguna cosa más porque, a pesar de que casi nadie los conozca, Samaniego escribía textos mucho más «picantonas» que las fábulas). ¡Incluso en la Bodega el Fabulista puede tocarte vendimiar!

Laguardia el Fabulista vendimia

· Bodega Ysios

La Bodega Ysios tiene uno de los edificios más espectaculares de Rioja alavesa: es obra del arquitecto Santiago Calatrava y esta majestuosa bodega se enclava frente a la Sierra de Cantabria.

Laguardia vistas YsiosLaguardia Bodega YsiosLaguardia puerta bodegas ysios

Realicé una visita guiada casi exclusivamente para ver el interior de la bodega y, tengo que reconocer, que impresiona una barbaridad. La zona donde reposan las barricas es una planta inmensa en proporciones (tanto de largo y de ancho como de alto).

Laguardia Ysios barricasLaguardia ysios sala barricasLaguardia bodega ysios sala barricas

La visita acaba con una cata de 2 vinos y un pequeño piscolabis en la sala que ejerce de mirador con esas grandes cristaleras alargadas que son el icono de la bodega. Esta sala mirador tiene vistas al viñedo de la entrada principal con la Villa de Laguardia al fondo, pero también ejerce de mirador a la sala de las barricas. ¡Menudo lugar para controlar el vino!

Laguardia Ysios miradorLaguardia Ysios sala catasLaguardia Ysios mirador niño

Las «fotos bonitas de la bodega» se obtienen desde el parking (1º foto) y desde la parte de detrás de la bodega (2º foto), así que si eso es lo que vas buscando, no tienes por qué entrar.

Yo, sin embargo, recomiendo hacer un tour porque no te haces una idea de sus bestiales dimensiones ni de cómo está organizada la Bodega Ysios por dentro… (aunque igual ahora con las fotos sí que te haces una idea y no te hace falta).

Laguardia entrada bodega YsiosLaguardia vistas bodega

Comer en Laguardia:

Como he dicho al principio, Laguardia tiene muchas opciones y cuando hablábamos de comer, no iba a ser diferente. Hasta donde yo sé, en Laguardia hay restaurantes de pintxos, hay restaurantes de menú del día y hay restaurantes de carta. Muchos de estos restaurantes tienen el suelo de cristal, dejando ver parte de los calados y de los túneles subterráneos que interconectan Laguardia.

La primera vez que acudí a Laguardia recuerdo haber desayunado un par de pintxos en el Capricho de Baco y, a pesar de que me recomendaron visitar el Batzoki de Laguardia, decidí volver al Capricho de Baco a comer. Un sitio con mucho encanto y con una buena relación calidad/precio (menú del día 14€ – sábados 20€).

En mi segunda visita, varios amigos me recomendaron visitar el Espacio Gastronómico Villa Lucía. No solo por la calidad de sus productos, sino porque añade un puntito extra a toda esa experiencia (yo realicé la visita combo que une la visita a la Bodega El Fabulista con degustación de dos vinos, experiencia 4D «En Tierra de Sueños» y Visita Museo del Vino Villa-Lucía con degustación de un vino). A día de hoy, agradezco mucho estas recomendaciones…

 · Villa-Lucía Espacio Gastronómico

El Restaurante Villa-Lucía es un asador-restaurante poco habitual: además de tener una cocina exquisita (varios de sus pintxos han cosechado diferentes premios) y una gran variedad de vinos (carta de 100 variedades de vino), disponen de un museo y una experiencia 4D llamada «En tierra de Sueños». Esto hace que Villa-Lucía se convierta en un Centro temático del Vino.

Laguardia restaurante asador Villa Lucía

El comedor es amplio y decorado con gusto. Dispone de unos grandes ventanales y una terraza que tiene que ser gloria en primavera/verano (creo que volveré solo para tomar un gintonic en sus jardines). Me sorprendió que existiese una sala de juegos para niños, con juegos de mesa, dibujos para colorear, consolas y televisiones. ¡Un puntazo!

Existen varios menús a elegir (desde los 18€ entre semana) y las cenas de los viernes vienen con espectáculo musical. ¿Qué más se puede pedir?

Laguardia Villa Lucía menú del día

Al terminar la comida, y con la tripa bien llena, pasé por el Museo de Villa-Lucía. No es excesivamente grande pero me da la sensación que es ideal para escolares y nóveles en el mundo del vino.

Los instrumentos antiguos de vendimia me recordaron a mi pueblo, que quien más quien menos, también se elaboraba su propio vino. El sitio más divertido de todo el museo es la sala de los olores en donde me que quedó claro que soy un completo inútil. Creo que no acerté más de 2 olores a la primera. ¡Como para saber que un vino huele a madera y fruta!

Laguardia Museo Villa LucíaLaguardia Villa Lucía maqueta

«En tierra de Sueños» es una experiencia 4D que se ofrece en el mini cine de Villa-Lucía. En este corto, que ha cosechado 16 premios internacionales, hablan del proceso de elaboración del vino y presentan al viajero la comarca de Rioja Alavesa. Creo que éste lugar puede ser un buen punto de partida para aterrizar en esta zona y hacerte una idea de qué puede ofrecer…

En mi última visita a Laguardia, con el museo y la experiencia 4D se me echó el tiempo encima (y por el horario de invierno), pero en mi primera visita tenía aún me faltaba realizar una visita.

Había dejado el coche al lado de la Puerta de Páganos, fui dando un paseo y no me había fijado que había un precioso mirador justo allí, a escasos metros.

Paseo por LaguardiaLaguardia Puerta de PáganosLaguardia mirador

Este mirador tiene una de las vistas más espectaculares de la zona y desde allí se pueden ver parte de las 3.500 hectáreas de viñedo de Laguardia.

Laguardia vistas 2Laguardia vistasLaguardia vistas 3Laguardia vistas mirador

Qué ver en Laguardia

Además de todo lo ya mencionado anteriormente (y que casi en su totalidad se ubica en el propio casco urbano), Laguardia tiene otros puntos de interés a escasos kilómetros que la hacen ser una villa rica en cultura.

Me dirigí al Complejo lagunar de Laguardia. Este complejo, compuesto por 4 humedales, son un biotipo protegido que puede ser visitado durante todo el año (aunque entre septiembre y marzo es cuando se puede observar un mayor número de aves).

Tres de los humedales (Carralogroño, Carravalseca y Musco) son lagunas temporales de origen natural, mientras que el cuarto, El Prao de la Paúl, es un pequeño embalse creado sobre una antigua zona encharcada. Puede ser un paseo ideal para bajar la comida o para hacer hambre, puesto que hay unas vistas espectaculares de Laguardia desde allí.

Cuando me iba hacia casa, vi una señal que marcaba que había un «yacimiento arqueológico». Sorprendido, y como se encontraba junto a la carretera y aún era de día, decidí parar. No recuerdo el nombre, pero sé que a la altura del Hotel-Bodega Eguren Ugarte (hotel muy fácil de diferenciar por su espectacular torreón) había otra señal de otro yacimiento. Hoy descubro que en Laguardia existe una ruta de los dólmenes que desconocía por completo y que una pinta super interesante.

Descubro también, la existencia del Poblado de la Hoya (uno de los yacimientos más importantes de Euskadi). En el Poblado de la Hoya se muestran los modos de vida y la organización de las personas que poblaron el lugar entre el 1200 a.C. y el 250 a.C. Se pueden observar las calles, plazas y manzanas de casa y hacerse una idea del urbanismo del antiguo pueblo. Junto al Poblado de la Hoya se encuentra un Centro de Interpretación que ayuda a entender un poco más todo este yacimiento.

Ya tengo excusa para volver… ;)-


Os dejo los links a las páginas de Turismo de Laguardia y de la provincia de Álava. Aquí podréis completar y aumentar la información que os he proporcionado yo. Laguardia es una villa pequeña, pero da para unas cuantas visitas…

Autor: Chalo84

Me llamo Gonzalo Iza, pero desde hace años en internet me identifico como @chalo84. Una profesora muy sabia me dijo una vez: 'Sabes un poco de todo y mucho de nada'. Pues sí, soy informático de profesión, y fotógrafo, viajero y bloguero de afición. Sueño con dar la vuelta al mundo y poder contarla en este blog.

Ayúdame compartiendo este post en

2 Comentarios

  1. Buenas tardes

    precioso el reportaje pero la foto de la silueta del pueblo es de Briones.
    Gracias.

    Post a Reply
    • Gracias. Ya digo que las fotos del manto rojo son llegando a Laguardia… ¡Precioso lugar! :)-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × tres =