Entrevista de vuelta al mundo: La vuelta de los 25 (v)

la vuelta de los 25

Marc Serena, al cumplir los 25, decidió dar una vuelta al mundo en 2009 con el objetivo de convivir durante un año con 25 jóvenes de 25 años y de 25 países diferentes. Ese viaje, posteriormente, se convirtió en el libro La vuelta de los 25.

PRE VUELTA AL MUNDO

• ¿Qué razones te movieron a realizar la Vuelta al Mundo?
Descubrir que podía. Que había ahorrado lo suficiente como para comprarme un coche… pero que en lugar de hacer lo que se esperaba de mi podía hacer… ¡otra cosa!

• ¿Cuándo nació la idea de hacer este viaje y cuánto duró su preparación?
Lo mejor de la vuelta al mundo es que se puede preparar poco. Hay que tener el instinto, la energía y algo de dinero ahorrado… pero creo que es una decisión que está mitificada.

• ¿Qué pensaron de la decisión tus familiares y amigos?
Uno de ellos me dijo que era muy infantil. ¡Ahora es él quien se estaba planteando hacer un viaje largo!

La vuelta de los 25 5

• ¿Cómo te organizaste? ¿Qué ayudas tuvisteis?
Antes no tenía la suerte de que hubiera libros como “Un gran viaje”, que sistematizan todo este proceso. Escuché otros viajeros y tracé un esquema de viaje, la ruta a grandes rasgos. En esto tuve el asesoramiento de la madre una amiga mía que trabaja en una agencia de viajes. También tuve la ayuda de un viajero, Toni Arbonés, que me dijo que la mejor maleta es la que si se pierde, no pasa nada. Y fue un gran consejo.

VUELTA AL MUNDO

• ¿Qué se siente cuando se está a punto de embarcar el primer día?
Vértigo total, el que siente que empieza una gran aventura. Aunque en verdad lo importante es pensar en el primer país. En cada lugar dónde pasas hay un viaje distinto, y hay que vivirlos uno a uno. Lo importante es disfrutar todos los pasos: antes, durante y después.

• ¿Es caro un viaje como estos? ¿Encontraste algún tipo de financiación (ya sea antes de la salida o durante el viaje)?
El coste depende de cada uno. Hay que pensar en el dinero que se gastaría uno en un coche: pues esta es la cantidad. Hay quien lo hace con 4.000 o con 40.000. Se puede cruzar América con un presupuesto muy ajustado. Es una cuestión de tiempo. Ir con prisas es lo más caro.

• ¿Qué idiomas hablas? ¿Tuviste algún problema de comunicación durante el viaje?
Sólo cuatro, pero dominar el inglés y el francés fue lo mejor que me podía pasar. Lo más útil que llevaba en la maleta. Si alguien no sabe idiomas es la única razón por la cual recomendaría a alguien que se esperara a viajar. Como más nociones se tengan, más se profundiza.

Aunque… ¡lo que nos imaginamos siempre es mejor que la realidad! Por eso, cuando voy a un país muy distinto dónde los códigos son distintos es donde más disfruto. ¡En Bulgaria mismo dicen “Si” y “No” moviendo la cabeza justo de manera distinta a la nuestra!

La vuelta de los 25 4

• ¿Qué llevabas en la mochila? ¿Qué cosas marcarías como imprescindibles?
Creo que es importante llevarse un libro, la manera de no estar nunca sólo. Yo dejaría el máximo de tecnología en casa y apostaría por antifaz y tapones para dormir en habitaciones compartidas. Ir con un móvil de última generación nos aísla, nos hace desconfiados… Lo peor no suele ser lo que te roban sino lo que dejas de hacer por miedo al otro.

• ¿Por qué quisiste contar tu viaje en un blog?
En mi caso era para dejar constancia a la familia por dónde pasada. ¡Pero después se convirtió en el mejor blog del mundo en lengua no inglesa según Lonely Planet! Era hace unos años y todo el mundo de los blogs era más inocente, ahora hay mucha publicidad, posts patrocinados, viajes publicitarios pagados, el posicionamiento… Soy de los que me gustan los blogs románticos.

La vuelta de los 25 2

• ¿Qué equipo fotográfico llevabas en la vuelta al mundo, cuántas fotos has hecho y cómo te organizabas para guardarlas, procesarlas y subirlas al blog?
Voy con una cámara barata, de cien euros. No soy un fotógrafo profesional y no es mi trabajo hacer fotos. Me da vergüenza molestar a la gente o intimidar. Creo que muchas veces desarmado y sin cámara nos podemos adentrar en lo más profundo.

• Cuéntanos un poco cómo te organizabas el día a día durante tu vuelta al mundo, cuándo decidiste cambiar de lugar y por qué.
Al llegar a una gran ciudad trato de pasar las primeras horas paseando, reconociendo el lugar, respirando, escuchando… A partir de aquí, me lo planteo. Hay que esperar que llegue el alma, y suele ir más lenta que un avión.

• ¿Cuál fue el itinerario y la duración de tu Vuelta al Mundo?
Fueron 25 países durante un año, aunque quizás con un poco menos ya hubiera estado también genial. Pero quería llegar al número 25 para que el proyecto fuera redondo.

la vuelta de los 25 mapa

• Dicho esto, ¿qué país quitarías de la lista y cuál te quedaste con las ganas de visitar?
Tal vez quitaría Tailandia, porque después de India me pareció un lugar demasiado fácil y preparado para el turismo de masas. Pero también es cierto que tengo amigos que se lo han pasado fenomenal allí. Todo los lugares son fantásticos y a mí me gustaría ir dónde no me han dejado entrar: en Corea del Norte y Guinea Ecuatorial.

• ¿Qué lugar del mundo te fascinó?
Me fascinan los archipiélagos de islas como Cabo Verde o Filipinas. ¡En una isla el paradigma es otro!

• Entiendo que te habrás juntado con muchos viajeros, pero ¿os habéis encontrado algún viajero de por aquí? ¿Cómo fue el encuentro?
Me encontré con un chino en Corea del Sur y en Tailandia. También con una pareja de holandeses en Vietnam y en India… ¡a veces no somos tan originales y acabamos recorriendo las mismas rutas!

La vuelta de los 25 3

• ¿Cuál es la anécdota más graciosa que te ha pasado durante el viaje?
Topé, en un pueblucho de Tanzania, a Xavi i Carme que estaban haciendo su enésima vuelta al mundo. ¡Les pegué un susto muy gordo y casi me cae un puñetazo porque se pensaban que era un ladrón!

• ¿Tuviste algún contratiempo en tu aventura?
Muchos, infinitos… pero me gusta mucho lo de Manolo García que canta que “nunca el tiempo es perdido”.

• ¿Alguna vez te pasó por la cabeza dejarlo todo y regresar?
Varias, en especial cuando pasa algo en tu familia. Lo peor de este viaje es que la familia y la gente a la que amas se acostumbre a tu ausencia.

POST VUELTA AL MUNDO

• ¿Qué consejos darías a alguien que quiera hacer un proyecto similar?
Que si puede, no dude. Que si aún no puede, que lo coloque no en lo más alto de sus prioridades… y será posible.

• ¿Qué reflexiones has hecho tras el viaje? Esta experiencia, ¿ha cambiado en algo tu vida?
Muchas, aunque soy poco de pensar sobre lo que me pasa y si reflexionar sobre el mundo y lo que veo. Haciendo la vuelta al mundo y escribiendo el primer libro, “La vuelta de los 25” (Ediciones B) quizás era más inocente. Con aquel viaje tomé consciencia de las injusticias que existen y escribí el segundo, “¡Esto no es africano!” (Xplora), dedicado a las personas que sufren por el mero hecho de amar.

La vuelta de los 25 1

*

Blog: http://www.lavueltadelos25.com/
Facebook: https://www.facebook.com/groups/57713756928/
Libro: «La vuelta de los 25»
Libro: «Esto no es africano«

Autor: Chalo84

Me llamo Gonzalo Iza, pero desde hace años en internet me identifico como @chalo84. Una profesora muy sabia me dijo una vez: 'Sabes un poco de todo y mucho de nada'. Pues sí, soy informático de profesión, y fotógrafo, viajero y bloguero de afición. Sueño con dar la vuelta al mundo y poder contarla en este blog.

Ayúdame compartiendo este post en

2 Comentarios

  1. Un placer conocer mejor a Marc y su vuelta al mundo, debería ser obligatorio en la vida un viaje de estos ;)

    ¡Saludos!

    Post a Reply
    • Ojalá fuese obligatorio, de verdad, porque lo mío pasa de castaña oscuro… Y sí, Marc deja una cuantas frases muy interesantes ;)-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 13 =